Protégete de los rayos del sol este verano

rayos

Lo diferentes rayos de los cuales te debes proteger:

UVA: Estos rayos atraviesan la epidermis, la capa más superficial de la piel, llegando hasta la dermis. Al recibir estos rayos la piel reacciona a la defensiva activando la producción de melanina y torneándose bronceada.

Los rayos UVA son los responsables de que la piel envejezca prematuramente ya que hacen que aparezcan manchas y le dan un aspecto correoso, parecido al cuero. El bronceado es la forma de la piel de protegerse, pero esto tiene la consecuencia de que la piel envejezca y de los canceres inducidos por el sol.

UVB: Estos se quedan en la epidermis, pero son los que enrojecen y queman la piel. También pueden producir cáncer.

Infrarrojos: Son los que emiten calor y los que nos lo hacen sentir. El factor de protección solar indica la eficacia de un protector frente a los rayos UVA y UVB.

UVC: Son muy peligrosos, pero en principio no llegan a la tierra pues estos son filtrados en su totalidad por la capa de ozono.

Consejos básicos

*Protegerse con tiempo

Para protegerse bien del sol se tiene que agitar el producto y extender una gran cantidad de producto por todo el cuerpo unos 30 minutos antes de la exposición al sol, asi da tiempo de que penetre en la piel y es más difícil que la sudoración lo elimine.

*Zonas escondidas

Siempre hay zonas del cuerpo que quedan olvidadas y que se pueden quemar si se exponen al sol. Por lo cual debe hacer hincapié en la nuca, las orejas y la parte posterior de las piernas. En los niños es importante no olvidar aplicar en las orejas, el cuello y los pies.

LEER  Lucir bella en el verano

*Cuidado con el sudor y el agua

Si se hace ejercicio o se pasa en el agua por más de 20 minutos se debe volver a aplicar el protector, aun si este es resistente al agua.  Aunque la loción no se disuelva en el agua se lleva parte del protector de la piel.

*Evitar exposiciones prolongadas

No por aplicarnos protector podemos estar bajo el sol durante horas. Unos 15 minutos de exposición directa es lo recomendable. Incluso si se descansa un rato entre las exposiciones solares, los efectos nocivos se acumulan en la piel y con el tiempo pasan factura.

*Protección engañosa

Es de importancia recodar que ni la ropa ligera, ni el agua, ni las nubes oscuras protegen la piel, ya que los rayos del sol atraviesan estas barreras. El agua, al reflejarlos, pueden incluso intensificarlo.  Si se hace ejercicio al aire libre o le gusta salir a caminar en el verano, conviene buscar ropa que repela los rayos del sol.

*Los ojos también sufren

Deben utilizarse gafas de sol que protejan de los rayos UVA y UVB; no solo se protegen los ojos sino también la piel que esta alrededor de ellos, la cual es especialmente dada a arrugarse.

*En el día a día

Se puede utilizar una crema hidratante fácil con un factor de protección acorde con el fototipo personal y la estación del año. Tras la limpieza de la mañana se aplica crema a la cara, el cuello y el escote, si se lleva al descubierto. En caso de utilizar maquillaje, pueden buscarse productos que contengan un factor solar para aumentar la protección de la crema hidratante, nunca sustituirla. Se debe proteger también las manos, los brazos, y las piernas si van a estar expuestas al sol. Las manchas y la piel tensa y arrugada prematuramente por el sol envejecen tanto como lo hacen las arrugas.

LEER  Sigue la Moda del Pañuelo en Primavera

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies