Manos limpias y cuidadas

manos cuidadas

Cuando salimos fuera del hogar, tocamos objetos sobre los que previamente se han depositado otras manos: barandillas, dinero, superficies de mostradores y mesas, etc. La mayoría de ellos contienen gérmenes nocivos depositados por quienes los han tocado antes que nosotros; de ahí que en épocas de epidemias, por leves que estas sean, el personal sanitario recomiende que lo primero que debe hacerse al llegar a casa lavarse las manos para no depositar en las diferentes zonas de nuestro hogar los gérmenes adquiridos. Porque a través de las manos, los gérmenes pasan fácilmente al interior del organismo posándose en el pan u otros alimentos que se comen sin cubiertos.

También se adhieren a las manos elementos en principios invisibles al ojo humano, como el polvo, los gases corrosivos, los humos, etc., elementos ambientales que tapan los poros e impiden su correcta respiración. Además, los detergentes empleados para lavar los platos, el coche o la casa en general, si bien quitan la suciedad, resultan muchas veces excesivamente corrosivas; la lejía, por ejemplo, puede producir grietas y escozor, e incluso produce en la piel una reacción que, aun siento invisible, puede resultar contraproducente.

Limpieza sencilla

A diario tenemos que lavarnos las manos varias veces aunque en ellas no veamos signos de suciedad; es un ritual que se lleva a cabo en momentos precisos: antes de comer, al llegar a casa en caso de necesitar tocar objetos como el cristal, en el cual se fijan fácilmente las huellas, etc. La limpieza que se hace en estos casos es sencilla y para ello es importante contar con un producto que las higienice muy suavemente, ya que la piel que recubre el dorso, a diferencia de la palma, es extremadamente delicada.

LEER  Para el cuidado de nuestra piel
  • Agua para manos

Es habitual lavarse las manos con geles y jabones que producen espuma y contienen muchos ingredientes químicos y alcohol. Sin embargo, esos productos no son estrictamente necesarios para librarlas de impurezas y tienen el inconveniente de resultar excesivamente astringentes, por lo cual las resecan. Mezclando agua pura con algunos ingredientes naturales que tengan las propiedades adecuadas, se conseguirá un producto excelente para realizar ese ejercicio tan frecuente que es lavarse las manos.

Agua suavizante de flores para manos

manzanilla_0

Ingredientes

Agua mineral

Manzanilla

Infusión de flores

Preparación y aplicación

  • Hacer una infusión con una bolsita comercial de flores y otra de manzanilla. Cuando se enfríe, sumergir en ella las manos dejándolas en remojo unos minutos. Luego frotarlas entre si y secarlas, mejor dando toques con la toalla que frotando.
  • En esta limpieza suavizante se emplean flores de manzanilla, que limpian y aterciopelan la piel. Sus propiedades refrescantes y calmantes también ayudan a aclarar la piel de las manos, evitando las manchas.

Agua exfoliante de papaya para manos

exfol manos

Ingredientes

Papaya

Agua mineral

Preparación y aplicación

  • Hacer un zumo de papaya con un fruto que esté bastante maduro y usando la licuadora. También se puede comprar en un establecimiento de productos orgánicos. Lavarse con él las manos y luego enjuagarlas con agua mineral.
  • La papaya tiene enzimas que actúan como exfoliantes, por lo que lavar las manos con el zumo de esta fruta elimina impurezas que actúan como exfoliantes, por lo que lavar las manos con el zumo de esta fruta elimina impurezas. Es una de las frutas tropicales con más propiedades medicinales y usos en belleza por su alto contenido en vitamina C.
LEER  Cremas antiarrugas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies