Luce una piel perfecta

piel

La piel de nuestro cuerpo, es un órgano muy delicado, por lo que debemos brindarle todos los cuidados necesarios para su bienestar y tener una piel perfecta

Nuestro rostro es nuestra carta de presentación, y a ésta le conciernen atención y cuidados más especiales, pues es muy delicada. Al consentir nuestro rostro, más que beneficios estéticos, obtendremos un verdadero cuidado interno y externo en nuestra piel. Cabe destacar, que en la mayoría de los casos, no se le brindan los requerimientos necesarios para su cuidado, por lo que comienza a deteriorarse reflejando arrugas, espinillas, puntos negros, barritos, étc.

Todo lo que tienes que saber: mejor que exprimir o exfoliar los barritos o las consecuencias del acné, es mejor lavar la cara con algún producto indicado (y que no contenga alcohol) y suave varias veces al día. Las vitaminas A y E, nos protegen de los efectos del sol durante el día, mientras que, por la noche ayudan a regenerar la piel, úsalas de acuerdo a tu necesidad y así tendrás una piel perfecta. El ácido glicólico resulta excelente para exfoliar, pues además de remover las células muertas, acelera la regeneración y tonifica la piel. Recuerda que la piel alrededor de los ojos es la más delicada, así que no uses productos con alcohol para limpiarla, ya qué estos suelen resecar la piel, mejor lávala con las yemas de los dedos y agua tibia. Usa jabones limpiadores para el rostro sin hidróxido de sodio. Jamás te vayas a dormir sin lavarte la cara.

piel3

Sigue los pasos que te ofrecemos a continuación y luce una piel perfecta:

  1. Limpia: Es fundamental limpiar nuestro rostro con productos que se ajusten a nuestro tipo de piel y sus necesidades. Esto te dará una piel perfecta,  suave, lozana y radiante. Al levantarte y al acostarte, limpia tu rostro con una loción limpiadora, la puedes aplicar con un algodón o con tus manos bien limpias. Posteriormente enjuaga con agua preferiblemente fría o tibia. Seca dando golpecitos con una toalla.
  2. Exfolia: Una o dos veces por semana resulta ideal exfoliar tu rostro, siempre después de limpiarla. De inmediato sentirás tu piel más suave, pues esto removerá las células muertas de la piel y los radicales libres. Recuerda no usar un exfoliante agresivo ni muy fuerte, ya que la piel del rostro es súper delicada.
  3. Tonifica: Posterior a la limpieza del cutis, aplica con una bolita de algodón un poco de loción astringente o tonificadora sobre tu piel, esto sirve para terminar de remover cualquier impureza de nuestro rostro, por lo que quedará completamente limpio. El tónico ayudará a cerrar los poros y a equilibrar el PH.
  4. Hidrata: Usa una crema hidratante y humectante para aportar aceites esenciales a tu piel. Esto la suavizará, la humectará y visualmente será muy bonita. Además así preverás las arrugas. Hidrata tu piel al despertar y acostar, luego de limpiarla y tonificarla. Puedes usar una crema especializada para el contorno de ojos, ésta piel con el tiempo suele con los años arrugarse con facilidad si no se le brinda los cuidados especiales así que a tener una piel perfecta con buenos cuidados.
  5. Revitaliza: Es importante revitalizar tu rostro con mascarillas faciales, puedes elaborarlas con ingredientes caseros. Las puedes usar 2 o 3 veces por semana, dependiendo de para qué las usas. Utiliza mascarillas de acuerdo a tus necesidades y a tu tipo de piel.
LEER  6 Recetas naturales para la prevención temprana de arrugas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies