El síndrome premenstrual

sindrome premenstrual

Más de la mitad de las mujeres en edad fértil sufren molestias durante los días previos a la menstruación o cuando ésta se presenta.

Las molestias se deben a los cambios que inducen las hormonas femeninas, sobre todo en lo que se refiere a la acumulación de líquidos y a las modificaciones del útero. Al “morir” parte de la mucosa del útero, que luego se expulsa al exterior, es frecuente el dolor en la región genital, la hinchazón y la sensación de pesadez genital. Con frecuencia las molestias que acarrea la menstruación están asimismo relacionadas con una mala alimentación y estrés psicológico, que agudizan los síntomas descritos.

La soja es especialmente interesante para prevenir estas molestias, ya que contiene fitoestrógenos sustancias similares a los estrógenos, que equilibran los efectos de los estrógenos naturales y de este modo se regula el ciclo menstrual. Además, durante estos días se debe seguir, fundamentalmente, una dieta rica en frutas y verduras, pues no aportarán una gran cantidad de minerales que disminuyen las molestias. En partículas conviene tomar con mayor frecuencia pescado, huevos, cítricos y zanahorias. Si con esta prevención no hemos logrado evitar las molestias, podemos paliarlas aplicando algunos de los siguientes remedios naturales.

pipas de girasol

  • Pipas de girasol: las pipas de girasol, como las de calabaza, el cacao y el germen de trigo, contienen magnesio, una sustancia que ayuda a relajarla musculatura del bajo vientre. Hay que empezar a tomar un puñado de estas semillas unos días antes de la menstruación para evitar el síndrome premenstrual.
  • Aceite de borraja: utilizar perlas de aceite de borraja. Tomar unas pocas perlas los días previos a la menstruación, con una frecuencia de dos o tres veces al día, acompañando a las principales comidas diarias.
  • Perlas de aceite de onagra: ayudan a resolver el síndrome premenstrual (tensión mamaria y dolores en el bajo vientre). Como complemento a este remedio, hay que evitar la leche y sus derivados, azúcares y harinas refinadas, así como los alimentos envasados que contengan entre sus ingredientes el conservante E-102 o tartracina.
  • Cebolla y maíz: dos o tres días antes de la menstruación comenzar a tomar este delicioso plato, preferentemente por las mañanas. Cortar 1 cebolla mediana en trozos alargados y saltearlos en la sartén con 1 cucharada de aceite de sésamo. Añadir agua hasta cubrir la cebolla. Veinte minutos más tarde añadimos 2 tazas de maíz desgranado y lo calentamos quince minutos más. Pasado este tiempo estará listo para tomar.
  • Dolor y tensión premenstrual: proponemos baños de asiento (en el bidé) con agua caliente (tres minutos) y agua fría (no más de un minuto), todos los días antes y durante la menstruación. También podemos recurrir al cocimiento de hojas de frambuesa: hervir medio litro de agua con 25 g de hojas de frambuesa; cuando hierva, apagar el fuego, dejar reposar diez minutos, colar y tomar dos veces al día. Se recomienda iniciar el tratamiento tres o cuatro días antes de la menstruación.
  • Castaña de Indias: hervir 4 o 5 castañas de Indias en un cuarto de litro de agua durante cinco minutos y luego reposar durante un cuarto de hora. Colar y tomar. Este tipo de castaña tiene una sustancia denominada rutina que previene las molestias premenstruales.
LEER  Geles limpiadores

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies