Dior Prestige: sueño de una noche de invierno 

Estamos en Granville. Es aquí, en Normandía, donde creció Christian Dior. Y es, en el jardín de una villa a orillas de un acantilado, donde se enamoró de las flores. Principalmente de las rosas. Fueron ellas las que le inspiraron las siluetas voluptuosas que creó cuando se convirtió en diseñador, las que prestaron sus colores a sus llamativas creaciones, las que encontramos en sus perfumes.

Y naturalmente, los investigadores de la Maison se inspiraron en la flor fetiche de Christian Dior para crear los tratamientos de la gama Dior Prestige.  Para realzar todavía más la belleza de las mujeres, dieron vida a una rosa fuera de lo común. La rosa de Granville, llamada así en honor al lugar donde todo comenzó, es un tesoro de vitalidad que vio la luz tras nueve años de investigaciones y siete generaciones de hibridación. El poder de los brotes de la primera eclosión ha dado hoy en día lugar a un nuevo y preciado extracto infundido en una fórmula de poder único: el Nectar de Nuit.

Este nuevo tratamiento de la gama, que combate los efectos de la falta de sueño, complementa perfectamente la Crème Satin Revitalisante.  Desde las primeras aplicaciones, la textura de la piel se ve más afinada, la piel gana en luminosidad. Aplicación tras aplicación, se reestructura en profundidad recuperando toda la belleza de su juventud.

Nota de prensa Dior 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies