Cuidados especiales para tus manos

Las manos son nuestra verdadera carta de presentación. Ellas revelan la edad, el cuidado que tenemos con el resto de nuestro cuerpo y el modo de vivir ,y requieren la misma atención que le brindamos a la piel del rostro.

La piel de las manos es muy sensible, carece prácticamente de glándulas sebáceas, por ello es muy agredida por el sol, el agua y otros agentes que provocan que se reseque, dándole un aspecto envejecido.

manos-cuidado

Para prevenirlo es fundamental su cuidado, el uso de filtro solar es indispensable para evitar los efectos nocivos de los rayos solares, principalmente las radicaciones UVA y UVB. Además de protegerla, el filtro regenera la piel y evita la aparición de manchas. Los dermatólogos resaltan la importancia de su uso durante todo el año debido a que el efecto del sol en la piel es acumulativo.

Las pieles claras son las más sensibles y perjudicadas porque contienen menos melanina, para ellas es recomendable el uso de una pantalla solar FPS 30, como mínimo y en el caso de pieles morenas, un filtro FPS 15 es suficiente.

La hidratación es el cuidado básico. Para lavarnos las manos debemos usar jabones neutros o con propiedades hidratantes, además, al menos dos veces por día. Preferentemente sobre la piel húmeda, para facilitar la adherencia y formar una película que ayude a retener la humedad de la piel, es importante aplicarnos una hidratante con protector solar, realizando un masaje suave.

A continuación detallamos cuáles son las sustancias activas más efectivas para el cuidado de nuestras manos. Búscalas entre los componentes de la crema que vas a emplear para hidratar esta parte de tu cuerpo:

  • Alantoína: Sustancia de origen vegetal con acción cicatrizante y regeneradora.
  • Ceramida: Aumenta la capacidad de retención hídrica.
  • Urea: Repone la humedad de la piel y mejora su textura.
  • Ginkgo biloba: Actúa contra los radicales libres, aumenta la irrigación sanguínea e inhibe la destrucción del colágeno.
  • Aceite de almendras dulce: Emoliente, otorga suavidad y elasticidad a la piel.
  • Silicona: Formador de película protectora.
  • Vitamina C: Estimula la microcirculación sanguínea, tonifica la piel y actúa contra el envejecimiento.
  • Vitamina E: Antioxidante que combate el envejecimiento y mejora el aspecto de la piel seca y áspera.
LEER  Lo que no sabías de las vitaminas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies