Cuidado de las Piernas

 

 

 

 

 

 

 

El cuidado de las piernas son uno de los puntos que concentran mayor atractivo personal, pero también uno de los que menos cuidado recibe. 

La belleza de las piernas requiere de una dieta equilibrada, ejercicio, hidratación, nutrición; aunque  en muchas ocasiones, sobre todo entre la gente que pasa muchas horas de pie, requiere una atención adicional, para prevenir o atenuar la aparición de varices, que son dilataciones anormales de las venas superficiales de las piernas.

Los tacones altos, muchas horas sentada con las piernas cruzadas, la falta de ejercicios, la retención de líquidos, hace que la circulación sanguínea se vuelva más lenta y se incremente la sensación de cansancio y pesadez.

Para evitar los problemas de una vida sedentaria lo más recomendable es realizar ejercicio ligero de forma constante, un paseo de media hora, andar en bicicleta o nadar pueden ayudar a recuperar la circulación sanguínea de nuestras piernas, mejorando no solo su aspecto, sino también la sensación de cansancio que nos invade cuando nos duelen las piernas.

 

Entrebellas te propone algunos cuidados  básicos para que tus piernas no sufran y puedas lucirlas como ellas se merecen.

  • Exfoliar piernas, preferiblemente durante la ducha matutina. Primero se humedece la piel y, a continuación se masajea el producto exfoliante. El masaje se realiza con las manos, trazando pequeños círculos que irán creciendo en sentido ascendente. La presión será lenta y profunda, procurando que la textura cosmética arrastre las impurezas y escamas cutáneas. Los exfoliantes de texturas suaves y poco granulosas se aconsejan para piernas con problemas de varices.
  • La alimentación juega un papel muy importante en la retención de líquidos, una alimentación rica en sal y grasas y baja en ingesta de agua favorece la retención de líquidos y el aparecimiento de venas que se rompen y favorecen la aparición de varices.
  • Un remedio casero y eficaz para el cuidado de nuestras piernas es ponerlas en alto al final del día y darnos una ducha de agua fría para reactivar la circulación.
  • Masajear con guante de crin , ya que su textura áspera y poco regular ofrece un masaje muy enérgico que relaja las piernas cansadas y aligera la fatiga. Masajear el guante sobre la piel seca se conseguirá desbloquear la salida de los folículos pilosos. Con regularidad se evitará que en el momento de la depilación, las piernas muestren vellos enquistados o que se formen granitos que afectan la superficie.
  • Ducha tonificante; la temperatura del agua debe ser templada o caliente, para reconfortar la piel. Esta ducha, por la noche, también ayudará a dormir mejor.
  • Utiliza medias elásticas, pues esta comprobado que aquellas mujeres que utilizan habitualmente medias de compresión sufren menos problemas de circulación.
LEER  Colección Primavera - Verano de Elie Saab

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies