Complementos dietéticos durante el embarazo

embarazada2

En el embarazo son muy recomendables los siguientes complementos dietéticos

  • Germen de trigo: su riqueza en vitamina E ayuda a mantener una piel elástica y preparada para los grandes cambios que se avecinan. Conviene tomar 3 cucharadas de germen de trigo al día (en yogures, sopas o ensaladas) y aplicar también aceite de germen de trigo en el vientre, pechos y caderas, para prevenir la prevención de estrías, tan típicas durante el embarazo por el fuerte estiramiento que sufre la piel.
  • Levadura de cerveza: rica en el complejo de vitaminas del grupo B, le ayudará a mantener los nervios templados y a prevenir o curar las náuseas. Es el suplemento dietético que más cantidad de ácido fólico proporciona, con lo que se protege el buen desarrollo del tubo neural y del sistema nervioso del bebé. Es bueno tomar 12 comprimidos al día o 3 cucharadas de levadura en polvo.

Son imprescindibles las siguientes vitaminas:

  • Vitamina A: interviene en el proceso de crecimiento de las células de la piel. Se encuentra en forma de caroteno, que se transforma en vitamina A, en las legumbres, particularmente en la zanahoria y en todas las frutas y verduras de color amarillo anaranjado. Incluya una zanahoria rallada en la ensalada, tome licuados de verduras (apio, col, zanahorias, tomates) y consuma frutas ricas en carotenos, como albaricoques, melocotones, nísperos, papaya o mango.

embarazadas

  • Vitamina D: indispensable para la fijación del calcio en los huesos, se sintetiza con la ayuda de los rayos solares. Si se consume pescado y se toma el sol con moderación, nuestro organismo obtiene la cantidad necesaria de esta vitamina.
  • Vitamina C: la vitamina C ayuda en el transporte del hierro en la sangre. Es la vitamina antioxidante por excelencia, interviene en el metabolismo del colágeno y favorece la salud de las paredes vasculares. Esto último resulta muy importante, ya que durante el embarazo los vasos sanguíneos se vuelven más frágiles, puesto que el sistema circulatorio soporta el aporte sanguíneo al feto, la circulación se hace más lenta y hay más posibilidades de que se formen varices. Conviene  consumir cada día frutas con gran contenido en vitamina C, como naranjas, kiwis, fresas, melocotones, papayas o mangos.
  • Ácido fólico o vitamina B9: es esencial durante la gestación, ya que participa en el desarrollo psicomotor del feto y reduce el riesgo de que sufra malformaciones. Además contribuye a fabricar glóbulos rojos y otras células de la sangre. Por esta razón suele prescribirse junto con el hierro en casos de anemia. Para que resulte eficaz, debe estar en la sangre de la madre en el momento de la concepción y hasta el final del tercer mes. Puede conseguir el ácido fólico que precisa tomando 3 cucharadas de levadura de cerveza cada día e introduciendo en sus menús semanales zumo de naranja, hígado, lechuga, remolacha, melón y coles.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies