Los beneficios de la natación

La natación es el deporte más recomendable por sus múltiples beneficios: mantiene el corazón en buen estado, tonifica los músculos, mejora la capacidad de respiración y, además, ayuda a eliminar los kilos extras. Está comprobado que al nadar durante una hora se puede llegar a quemar hsta 500 calorías.

5876237474n copy.jpg Los beneficios de la natación

En la práctica de la natación se mueven coordinadamente todos los grandes grupos musculares, se realizan ejercicios sin impacto y se mejora la resistencia. Además, por ser un deporte aeróbico por excelencia es beneficioso para el corazón. Y si de perder peso se trata, no hay deporte que lo supere; sin necesidad de someterse a dietas extremas, es posible quemar grasa si se sigue un régimen de alimentación moderado y se hace una actividad física, en este caso la natación. Al ejercitar todos los músculos también tonificarás tu cuerpo.

Debemos saber que, para obtener beneficios a largo plazo, se necesita perseverancia y control en la alimentación, de lo contraro se almacenará mayor cantidad de grasa corporal. La natación está considerada como el deporte más completo y se convierte en una excelente opción que se debería practicar durante todo el año y para ello existen lugares que ofrecen piscinas cubiertas, con agua temperada (desde 20° hasta 34°) en invierno. El clima que se produce en estos recintos es similar al de verano y en ellos no hay corrientes de aire que afecten el sistema inmune.

Otras razones para decantarnos por la práctica de la natación es que este deporte reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, mejora la postura corporal, estimula la circulación sanguínea, fortalece los tejidos articulares, desarrolla la flexibilidad, facilita la eliminación de secreciones bronquiales, y ayuda a mejorar los estados de ansiedad y depresión generando estados de ánimo positivos.

Además, se recomienda nadar para tratar diversas afecciones tanto neurológicas como físicas, entre ellas asma, molestias articulares y musculares, estrés, lumbalgia y hernias de disco, discapacidades motoras y físicas.

Si pensamos en nuestra familia, debemos incentivar la práctica de la natación en los más pequeños, ya que también tiene múltiples beneficios para su desarrollo físico, social y psicológico, estimula su apetito y hace que duerman mejor, mejora el equilibrio, coordinación y conocimiento del espacio, fortalece el sentimiento de independencia y autoconfianza, facilita el proceso de sociabilitación, se fomenta el espíritu lúdico y juegos compartidos, entre otros.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Comentarios

Comentarios